Castigar a los estudiantes por abrazarse en la escuela es una estupidez


03 Mar, 2008
     

Hace unas semanas, se condenó a una chica de 13 años a dos días de detención por abrazar a dos amigas cuando regresaba a casa después de la escuela.


Affection Hace unas semanas, se condenó a una chica de 13 años a dos días de detención por abrazar a dos amigas cuando regresaba a casa después de la escuela. Unos días más tarde, en otra ciudad, dos adolescentes fueron expulsados de la escuela, no porque pegaran a un profesor o porque destrozaran material de la escuela o porque se pelearan, sino porque se ¡besaron en un autobús escolar!

Esto suena como otro triste ejemplo de la brutal represión por parte de algún policía fanático de una retrasada teocrácia del Oriente Medio. Y sin embargo, no es así. Vergonzosamente, estos hechos ocurrieron en un país que supuestamente valora la libertad y los derechos humanos, los Estados Unidos de America. Pero lo más increible, es que estas sentencias no fueron revocadas por y que los tutores escolares que dictaron estas sentencias no han sido despedidos y todavia conserven sus trabajos.

Raro como puede parecer (aunque aparentemente no para el público americano, pero ciertamente si para la mayoría de personas en otros países), parece ser que muchas escuelas de los EEUU realmente tienen reglas que prohiben las muestras de afecto públicas e incluso cualquier tipo de contacto físico entre estudiantes en algunos casos. El libro escolar de la Middle School de Mascoutah en Illinois, en donde tuvo lugar el incidente del abrazo, dice textualmente: "las muestras de afecto públicas no deben de ocurrir en el campus de la escuela en ningún momento. Es de mal gusto, refleja un juício pobre y trae mala reputación a la escuela y a las personas involucradas".

Uno se pregunta que tiene que ver las preferencias que uno pueda tener con las reglas que gobiernan el comportamiento de los estudiantes en la escuela. Incluso si el gusto de una persona en particular reflejara el gusto de la mayoría de personas de la zona ¿en que manera haria que la cosa fuera más legítima?.
Un principio básico en las sociedades civilizadas es que los gustos personales no pueden imponerse a las demás personas, sin importar el porcentaje de personas en la población que puedan compartir estos mismos gustos.

Lo que debe de imponerse son los derechos humanos. Por consecuente, los oficiales de la escuela, deben de asegurarse de que los estudiantes esten protegidos de todo hostigamiento o acoso, de las amenazas e intimidaciones por parte de otros o cualquier otra forma de violencia. Pero prohibir los comportamientos que promocionen o sean muestras de amor, amistad y alegría bajo el pretexto de que ofenden el gusto de ciertas personas, no es solamente ridículo, sinó que constituye una falta de respeto total de los derechos humanos. Además, ¿son estos gustos los suyos propios, o los que les son impuestos por sus educadores, y en especial los educadores religiosos?

 




This news item is from Raelianews
https://es.raelianews.org/326.html