Rael: “La superpoblación es la verdadera causa de Fukushima”


11 May, 2011
     Politica

  En un reciente discurso dado en Japón, Rael, líder espiritual del Movimiento Raeliano Internacional (MRI) comentó sobre el problema de Fukushima, diciendo que realmente el gobierno japonés cometió un error al construir una central nuclear tan cercana al océano con tal vulnerabilidad a los tsunamis, pero también dijo que el gobierno japonés no tenía alternativa puesto que tienen 120 millones de ciudadanos que necesitan electricidad


  En un reciente discurso dado en Japón, Rael, líder espiritual del Movimiento Raeliano Internacional (MRI) comentó sobre el problema de Fukushima, diciendo que realmente el gobierno japonés cometió un error al construir una central nuclear tan cercana al océano con tal vulnerabilidad a los tsunamis, pero también dijo que el gobierno japonés no tenía alternativa puesto que tienen 120 millones de ciudadanos que necesitan electricidad.

“El problema con el que se enfrenta la humanidad es que necesitamos mucha electricidad porque tenemos mucha gente en la Tierra”; está superpoblada,” explicó Rael.

El concepto de que hay demasiados seres humanos sobre la Tierra no es nuevo para los Raelianos. El peligro ligado a la superpoblación fue claramente descrito en el Mensaje dado a Rael en 1973, cuando se encontró con los científicos que crearon la vida en la Tierra,” según las escrituras raelianas.

“Con nuestra actual tecnología, en la Tierra no deberían de haber más de 3 mil millones de personas. Sin embargo, ahora tenemos más del doble de ese número,” dijo Rael en su reciente discurso. “En estos momentos, casi todos los gobiernos del mundo son criminales, no porque construyan plantas nucleares, sino porque siguen empujando a la gente a que tengan más hijos – y esta gente adicional querran tener más electricidad y en consecuencia más instalaciones como la de Fukushima. ¡La crisis de Fukushima es el resultado de la superpoblación!”

Según Rael, si sólo hubieran 60 millones de personas en Japón, no habría necesidad de tener centrales nucleares con riesgos como la de Fukushima.

“El gobierno japonés está alentando a las familias japonesas a tener más hijos,” dijo Rael. “Ese es el verdadero crimen, no el construir la central de Fukushima. La única política responsable sería decirle a todos los seres humanos, como el Mensaje de los Elohim nos transmitía en 1973: ‘¡Tengan menos hijos!’ ¡Pero en vez de ello, estamos teniendo más hijos! Si la humanidad sobrevive – y no estamos seguros de que vaya a sobrevivir – es posible que millones de personas mueran debido a este error. Y si sobrevivimos, la humanidad futura de la Tierra juzgará a los que vivimos aquí ahora, y dirán: ‘¡Qué estúpidos que fueron!’”

Rael dijo que las Naciones Unidas no deberían de estar atacando a Libia o Siria, ni tampoco comprobar si hay bombas nucleares en Corea del Norte. El énfasis debe de ponerse en el control de la población, dijo.

“Las Naciones Unidas debería de obligar a todos los países de la Tierra a que impongan límites de un hijo por familia o por persona, en todas partes del mundo,” dijo Rael. “Recuerden, cuando hacen bebés, están cometiendo un crimen en contra de la humanidad. Hemos llegado a un estado en donde el dar vida es dar la muerte. Cada vez que se da a luz a un bebé, se causará más muerte en el futuro porque los bebés adicionales necesitarán más energía.

La sabia decisión es limitar a la población. Por supuesto que la gente quiere amar a un hijo; es una cosa bella. Pero si transferimos este amor en amar a otras personas, en vez de amar a "mi hijo", a "mi bebé", lo cual es una actitud muy egoísta, estaríamos amando a la humanidad.

Si empezamos a considerar a la humanidad como a nuestro propio hijo, no necesitaremos esta experiencia narcisista de tener un bebé con nuestro mismo rostro.”

Rael nos recordó también que si no solucionamos este problema de la sobrepoblación, vamos a desaparecer. “La Tierra no desaparecerá, no hay necesidad de salvar la Tierra puesto que la Tierra no nos necesita, pero la humanidad si que necesita a la Tierra para sobrevivir y es por ello que debemos limitar nuestro número de personas.”

Rael también añadió que ya es hora que aprendamos un poco de humildad puesto que en estos momentos, nadie puede arreglar los problemas con los que se enfrenta la humanidad. “Si la humanidad comenzara a decir: ‘Hemos sido unos estúpidos, por tanto, seamos un poco más humildes,’ comencemos primero dejando de traer tantos bebés al mundo y empecemos a usar los recursos de la Tierra de una manera responsable. No permitamos que solamente unas pocas personas se enriquezcan mientras que el resto se muere de hambre y dejemos de hacer guerras. Hay tantas cosas por cambiar. Pero para realizar esos cambios, necesitamos aprender la humildad.”

En su conclusión, Rael se refirió de nuevo a los Mensajes que recibió en 1973, los cuales no sólo predijeron los problemas que ocurrirían en los tiempos que estamos viviendo actualmente, sino que también nos dieron las soluciones.

"El mejor acto de humildad es el reconocer a los Elohim como nuestros creadores y dejar de pensar que somos los líderes del universo," dijo Rael. "Necesitamos aceptar el hecho de que algunas inteligencias sean más elevadas que las nuestra y darles la bienvenida con humildad, amor y agradecimiento. Entonces ellos nos ayudarán. Sólo hay una manera para salir de este embrollo, y se trata dar la bienvenida a los Elohim y pedirles que solucionen nuestros desastres. Ahora mismo, tenemos a miles de científicos tratando de limpiar a Fukushima y no pueden, y se tardarán por lo menos 25 años más para limpiar a Chernobyl. Nuestros científicos no saben cómo hacerlo, no tienen ni idea. La única forma para solucionar el problema es el de construir la embajada y darles la bienvenida a los Elohim. ¡Si lo hacemos, ellos arreglarán los problemas en un par de segundos!”