Politica

Atletas Genéticamente Modificados: ¿Por qué no?


11 Sep, 2012
     Politica


La controversia sobre la nadadora china Ye Shiwen y su asombroso desempeño que la hizo obtener la medalla de oro durante las Olimpiadas ha desatado una nueva línea de preocupaciones para el público… la mejora genética de los atletas

La controversia sobre la nadadora china Ye Shiwen y su asombroso desempeño que la hizo obtener la medalla de oro durante las Olimpiadas ha desatado una nueva línea de preocupaciones para el público… la mejora genética de los atletas.

John Leonard el director americano de la Asociación Mundial de Entrenadores de Natación, describió el rendimiento de la atleta de 16 años que rompió el record mundial como “sospechoso”. Se reportó que dijo que las autoridades quienes examinaron a Ye Shiwen por abuso de drogas deberían también revisar “si hay algo inusual en curso en términos de manipulación genética”. Algunos medios de comunicación mencionaron que tal vez, una nueva “raza” de súper competidores genéticamente manipulados con mejorada potencia pulmonar, o mayor fuerza puedan ya estar compitiendo en el más alto nivel.

Maitreya Rael comentó sobre el tema declarando que “si el dopaje puede ser considerado como peligroso para la salud, las modificaciones genéticas no lo son. Entonces no hay motivo para prohibirlas.” Añadió que esto no sólo es cierto para el deporte sino también para crear seres humanos más inteligentes. “Nosotros mismos somos el fruto de la ingeniería genética de los Elohim”.

Dadas las formas en que las personas ahora esculpen sus cuerpos por motivos cosméticos, es en realidad ridículo prohibir a alguien intentar esculpirlo similarmente por medio de las modificaciones genéticas. La transferencia genética permitirá probablemente que el esculpirlo sea posible en una manera menos barbárica y más segura.

Experimentos de laboratorio ya han mostrado que la ciencia puede funcionar. En el 2005, Ronald Evans, un experto en hormonas del Instituto Salk de Estudios Biológicos en la Jolla California, produjo un grupo de ratones genéticamente modificados que podían correr por una hora más que los ratones normales, eran resistentes a ganar peso sin importar lo que se les alimentara, y permanecieron en el máximo de su condición física incluso cuando no realizaron ejercicios. La mayoría de las técnicas de modificación genética involucran colocar ADN genéticamente modificado dentro de un virus e inyectarlo dentro del cuerpo. El virus entonces ingresa a las células y su ADN modificado se adjunta al ADN celular.

En vez de gastar tiempo y dinero para desarrollar exámenes para detectar esta clase de manipulación para así castigar a aquellos quienes estén posiblemente realizándolo, ¿acaso los expertos no deberían estar gastando su tiempo en desarrollar las técnicas para que esté disponible para cualquiera que lo quiera? Las personas están desesperadas en cambiar su aspecto, su desempeño y su capacidad en general. ¿Por qué no darles una oportunidad para hacerlo de una manera segura en vez de que lo tengan que hacer por medio de dolorosas cirugías y peligrosas drogas? Si la modificación genética es disponible para todos, no sólo para el tratamiento de las enfermedades sino para la mejora del rendimiento, no habría ningún temor al engaño, sólo una diversidad agregada de seres humanos saludables para admirar y beneficiarnos.