Mensaje a los pedofilos


22 Oct, 2007
     Filosofía

Aunque estamos a favor de la libertad sexual consciente entre personas adultas, si eres un pedofilo, debes de saber que no eres bienvenido al Movimiento Raeliano.


nopedo_1.jpg

Aunque estamos a favor de la libertad sexual consciente entre personas adultas, si eres un pedofilo, debes de saber que no eres bienvenido al Movimiento Raeliano. Porque nuestra posición al respecto es muy clara, no solamente por que la consideramos una enfermedad mental, sino también porque, el Movimiento Raeliano tiene la estricta regla de expulsar inmediatamente a cualquier miembro de quien se sospeche sea pedofilo o de que tenga relaciones sexuales con personas que estén por debajo de la edad legal, sino también de denunciarlo inmediatamente a la policía, que es lo contrario de la política de la iglesia católica que ha estado escondiendo a sus sacerdotes pedofilos (ver www.nopedo.org) y los ha estado enviando de parroquia en parroquia para que así puedan crear más víctimas de su degenerado comportamiento.

Quizás algunos de ustedes que hayan podido sentirse atraídos a nuestra filosofía debido a los artículos difamatorios en periódicos y revistas de habla francesa, en donde se dice que nuestra filosofía está a favor de la libertad sexual, y también estaría a favor de la pedofília. Nada más lejos de la realidad, que es todo lo contrario. Cuando las personas tienen una vida sexual plena, ni siquiera se les ocurre el imponer su sexualidad a los niños, a diferencia de los sacerdotes católicos que desgraciadamente si lo hacen debido a su falta de sexualidad.

Algunos artículos incluso se refieren a la orden de los ángeles, una congregación de mujeres que desean desarrollar su feminidad y que pueden hacer el voto, si así lo desean, de dedicar su sexualidad solamente a nuestros Creadores y a sus Profetas. Estas mujeres entonces llevarían una pluma rosa alrededor de su cuello para mostrar abiertamente su deseo de no tener relaciones sexuales. Estas mujeres toman esta decisión libremente, tal como lo harían las monjas católicas.

Esto es parte de la libertad sexual que profesamos, el derecho a decir no al sexo si uno lo desea así.

En esta orden, las ángeles menores también tienen que señalar el hecho de que son menores de edad, y tienen que llevar una pluma negra alrededor de su cuello para asegurar que ningún raeliano adulto se acerquen a ellas con intenciones sexuales.

Algunas de estas ángeles menores, escogen no tener relaciones sexuales con nadie, rehusando cualquier relación con cualquier pareja que sea al igual que ellas menor de edad, que es lo que la mayoría de chicas experimentan durante la adolescencia. Entonces estas chicas llevarán una pluma rosa también. Algunos periódicos han querido ver en la bella decisión de estas menores de reservar su sexualidad para nuestros Creadores como un indicio de pedofília, lo cual es totalmente ridículo.

Está muy claro dentro de la filosofía raeliana que la pedofília es una enfermedad mental y nunca será tolerada dentro de la organización. Cualquier miembro, sea cual fuere su rango, que sea encontrado culpable de tal comportamiento, será inmediatamente expulsado y denunciado a las autoridades correspondientes.