Los atletas tibetanos deberían de competir como independientes


15 Dec, 2007
     Filosofía

 Los atletas de Tibet, país que esta bajo el control de China desde el año 1.951, solo pueden competir en los próximos juegos olímpicos de Beijing bajo los auspicios del Comité Olimpico Nacional de China.


tibet.jpg

 Los atletas de Tibet, país que esta bajo el control de China desde el año 1.951, solo pueden competir en los próximos juegos olímpicos de Beijing bajo los auspicios del Comité Olimpico Nacional de China. La situación para algunos de estos atletas que han sido rehusados es todavía peor ya que en estos momentos se encuentran en situación de refugiados políticos o religiosos viviendo en otros países. Han sido alejados de su país natal, y ahora tambien están siendo alejados de la competición olímpica.

En una declaración lanzada el 14 de Diciembre, Rael apuntó un consejo acerca de lo que él denomina "la negación de varios fundamentales derechos humanos" en los próximos juegos Olímpicos en Agosto.

Al conocer la decisión del Comité Olimpico Internacional de denegar a Tibet el derecho a enviar un equipo de su país, éste declaró, "La mejor solución para todos los atletas, sería permitirles que compitieran como independientes sin estar afiliados a ningúna nación. Esto debería de ser su derecho fundamental y ayudaría a distender la desagradable influencia del nacionalismo, que es una de las amenazas más serias que existen para la paz mundial. Sin embargo, en estos momentos, este derecho no existe".

Este añadió, "los atletas tambien deberían de tener la fundamental libertad de llevar puesto lo que les plazca de indumentaria, y no verse forzados a llevar ningún uniforme nacional. Tampoco deberían de estar sometidos a ponerse en pié y recibir sus medallas al tiempo que tienen que escuchar himnos nacionales militaristas, o mientras deben de estar de pié de frente a las banderas nacionales. Estas innecesarias y destructivas convenciones del pasado, no son solamente estúpidas sinó que además generan una gran cantidad de emociones violentas. Uno solo tienee de observar la reciente ola de violencia en los estadios de fútbol para ver la evidencia."