Geniocrácia: el gobierno de la gente, para la gente, por los génios


22 Apr, 2008
     Filosofía

 El New York Times publicó a mediados de Abril que mundialmente los precios de los alimentos se habían incrementado en algunas zonas hasta un 40% solo en los dos últimos años.


english_geniocracy_120.png

 El New York Times publicó a mediados de Abril que mundialmente los precios de los alimentos se habían incrementado en algunas zonas hasta un 40% solo en los dos últimos años. Para decenas de millones de personas de todo el mundo, esta cruda estadística significa la diferencia entre el subsistir y el ver como sus hijos se mueren de hambre.

Mientras tanto, las contínuas guerras causan sufrimiento a gran escala, desplazamientos y muerte, y sin embargo, los gobiernos responsables de ello continúan buscando más poder, territorios, y los escasos recursos sin importar el costo antes que esforzarse para conseguir la paz.

Estas condiciones existen en todo el planeta porque los que nos gobiernan o bién están moralemente bancarrotos, o son ineptos, o ambas cosas.

La solución es la geniocrácia: una democracia selectiva que colocaría a un colegio de genios en el poder, primeramente por países individualmente, y luego de forma mundial. Tal gobierno colectivo por parte de las mejores mentes de la tierra eliminaría la guerra, la pobreza, la explotación y el hambre, a través de 1) asegurar que existe la justa distribución de los recursos existentes, y 2) encontrar nuevas soluciones.

Hemos intentado todas las otras formas de gobierno y nínguna ha funcionado. ¿Porqué no dar a la geniocrácia una oportunidad?

Este brillante libro de Rael describe de que manera un sistema geniocrático podría establecerse y como este podría funcionar. Luego nos muestra de que forma éste podría conseguir el mundo feliz y libre de guerras que todos deseamos.

Geniocrácia no solamente garantizaría las necesidades básicas de la vida a cada ser humano del planeta, sinó que además del permitiría vivir una vida plena en vez de una vida llena de miseria. Con la geniocrácia, los avances científicos podrían utilizarse para mejorar las vidas de las personas y liberarlas del tedio del trabajo. La labor de los génios ya no se permitiría que fuera utilizada para enriquecer a las enormes corporaciones ni para crear armas cada vez más potentes para la armada.

¿Puedes ayudar? Leyendo este libro , harás un paso adelante hacia la construcción de la tierra como el pacífico y feliz planeta en el que puede convertirse -- el mundo que Rael sabe que és posible a través de la geniocracia.