Rael recibe un mensaje final para el pueblo judío


16 Apr, 2009
     

El 12 de Abril, el cuarto día después del Pessah (la Pascua de los judíos), Rael, el líder del Movimiento Raeliano recibió un mensaje de Yahvé, el líder de los científicos extraterrestres quienes crearon todas las formas de vida en la tierra.


El 12 de Abril, el cuarto día después del Pessah (la Pascua de los judíos), Rael, el líder del Movimiento Raeliano recibió un mensaje de Yahvé, el líder de los científicos extraterrestres quienes crearon todas las formas de vida en la tierra.

A continuación el texto completo del MENSAJE FINAL DE YAHVE AL PUEBLO JUDIO:

DEBEN SER SIONISTAS Y PALESTINOS AL MISMO TIEMPO O DEJARAN DE SER EL PUEBLO ELEGIDO

Yo, Yahvé por medio de mi Profeta RAEL, el Mesías esperado, les envío este mensaje final en este dia de Pascua 5769, especialmente por ser también Birchat HaChama, para recordarles de nuestra creación de la vida en la Tierra. Los primeros mensajes que RAEL les transmitió eran un recordatorio de que había llegado el momento para que retornaran a la tierra de IsRael. Pero en ningún momento esto significó que Uds. podían robarles las tierras y las casas a los palestinos y masacrarlos. Uds. deberían haber sido sionistas Y palestinos. Debieran haber retornado en paz a esta Tierra Sagrada, sin violencia, y haberse permitido un recibimiento fraternal y lleno de amor desde la gente viviendo en ese lugar, quienes son genéticamente vuestros hermanos.
Mediante la combinación de los maravillosos recursos que adquirieron durante los siglos de la Diáspora con el talento de los habitantes de la zona, podrían haber creado un estado rico y poderoso que hubiera sido un ejemplo para toda la humanidad. Esa era vuestra Misión Sagrada. En cambio, se robaron las tierras, casas, y pertenencias del pueblo palestino, los forzaron al exilio masivo, les prohibieron retornar a sus hogares, los obligaron a vivir en campos de concentración, donde recientemente los bombardearon en un genocidio que transformó al Pueblo elegido en un pueblo criminal obrando contra la humanidad y que traicionó su misión cuando tenía que haber sido un ejemplo y Guía Espiritual para la humanidad.
Han creado un estado donde el racismo y la discriminación reina, Uds. que sufrieron tanto de este azote por siglos y que saben mejor que nadie cuan intolerable y despreciable fue esta experiencia. Siglos de sufrimientos y vagabundeos y el sacrificio final de la Shoah les trajo sentimientos de compasión del mundo entero, quienes estaban listos a ayudarlos a encontrar seguridad en la Tierra Prometida como había sido anunciado. Las naciones de la Tierra los habrían apoyado en la creación de un estado palestino multiracial y multicultural que habría sido un ejemplo para el mundo entero. En cambio, usaron la violencia para imponer un estado racista y violento que desprecia la vida y los derechos de todos los no judíos y que se ha convertido en nada menos que un cáncer para la Humanidad, un estado que Uds. como pueblo elegido, se les había asignado como mandato guiar hacia más amor, hacia la no violencia, la tolerancia y la conciencia.
Uds. han traicionado su misión espiritual completamente, la única que justificaba su regreso a la tierra de IsRael, porque, ser sionista sin ser espiritual y religioso, es racismo puro y es totalmente inaceptable. Solo tienen el derecho y la obligación de ser sionistas y palestinos.
El monstruoso y criminal estado que han creado está condenado a desaparecer rapidamente y los judíos que intenten conservarlo desde dentro y desde fuera, para siempre estarán malditos y perderán su judeidad, es decir, se excluirán a si mismos del pueblo elegido. El Estado de IsRael tiene que desaparecer y ser reemplazado por un Estado Palestino en donde los judíos y los palestinos puedan vivir en armonía, en donde ambos pueblos aceptarán mutuamente el derecho al regreso de los judíos y de los palestinos de las dos diásporas, en un arrollador esfuerzo de perdón mútuo, que será el ejemplo más bello de amor y fraternidad que la Humanidad entera pueda concebir.
Solo aquellos judíos que en el pasado y hasta este día, han luchado desde dentro y fuera de IsRael en contra de este racismo sionista, en contra de la creación del presente estado racista de IsRael, conservan su derecho a ser judíos, es decir, permanecer dignos de formar parte del pueblo elegido. Los demás, los vomito de mi boca. Ni siquiera son iguales a los otros pueblos que no son elegidos. Son inferiores a todos los seres vivos de la creación. Ni siquiera están al nivel de los animales. Y como tal, no merecen vivir en la Tierra de IsRael, y tanto ellos como sus hijos durante 7 generaciones, están condenados al exilio eterno, a una diáspora permanente.
Aquellos que hoy, leyendo este Mensaje, comprenden sus errores y empiezar a militar por un sionismo palestino, es decir, a un regreso a la Tierra de IsRael como un estado multiracial y multicultural, en donde los musulmanes, cristianos y judíos puedan vivir en armonía y con igualdad de derechos, a éstos les serán perdonados sus crímenes. Uds. judíos de la diáspora, que son lo suficientemente espirituales y religiosos de haber tenido la conciencia de no asociarse con los crímenes sionistas, les digo que ha llegado el momento de preprarar su retorno a la Tierra de Israel, una vez este terreno se convierta pacificamente en un Estado Palestino multicultural.
Finalmente, para acelerar este proceso, necesitan unirse todos para preparar la construcción del Tercer Templo, Nuestra Embajada y el glorioso regreso de nuestro bienamado hijo, nuestro último y final mensajero, el Mesías Rael, que traerá siglos de paz en la Tierra con nuestro retorno. Cada minuto cuenta y recuerden que no pueden decir que no les advertimos. Mientras que algunos de nuestros Mensajes enviados por nuestros Profetas de la antiguedad, les dieron siglos para ser llevados a cabo, este de ahora, solo les deja unos pocos años, o incluso meses. De nuevo ha llegado la hora de abandonar la testarudez y con humildad, convertirse en el verdadero pueblo elegido nuevamente , el pueblo del amor, la verdad y la no-violencia, por el camino que Yo, Yahvé, su Creador, ha marcado para ustedes. Este camino que lleva a la Tierra Prometida, que es de hecho un planeta entero, y no un trozo de terreno delimitado por fronteras.
Amen