El ex-presidente Jimmy Carter nombrado guía raeliano honorífico


15 Oct, 2007
     

El ex-presidente Jimmy Carter nombrado guía raeliano honorífico por su postura en contra de la tortura.


Carter El ex-presidente Jimmy Carter nombrado guía raeliano honorífico por su postura en contra de la tortura.

Estados Unidos tortura a los prisioneros, lo cual constituye una violación de la ley internacional, según dijo el ex-presidente Carter el miércoles. También añadió que los EEUU "han abandonado el principio fundamental de los derechos humanos. Esto no se trata de una opinión personal, sino que lo sé con certeza", dijo Carter a Wolf Blitzer de la cadena de televisión CNN.

"Los EEUU hemos dicho que los tratados de las convenciones de Ginebra no se aplican a las personas que están en la prisión de Abu Ghraib y en Guantánamo, y que podemos torturar prisioneros y denegarles la acusación del crimen del cual se les acusa."

En una entrevista con la BBC, Carter dijo que el vice-presidente Dick Cheney "es un desastre para nuestro país" y ejerce demasiada influencia en el presidente. Carter también añadió que el Presidente Bush tiene su propia definición de los derechos humanos.

Un artículo aparecido el 4 de Octubre en el periódico New York Times, confirma las declaraciones de Carter al revelar la existencia de memorandums secretos del Departamento de Justicia que apoyan la utilización de "técnicas de interrogación duras". Estas incluyen "golpear la cabeza, ahogo simulado, y temperaturas heladas", según dijo el Times.

Carter quien ganó el Premio Nóbel de la Paz en 2002, también criticó a Bush por no tener ninguna iniciativa de paz en Israel. Además dijo que la administración "abandonó o directamente refutó" todo acuerdo de negociación de armas nucleares, así como de los esfuerzos para proteger el medio ambiente de otros presidentes.

Por su reciente denuncia en contra de la tortura autorizada por el gobierno americano, y por su oposición a la política del Presidente George Bush, el ex-Presidente Jimmy Carter ha sido honrado por el Movimiento Raeliano.

"Por su valiente postura de anteponer la verdad antes que un nacionalismo políticamente correcto, he decidido otorgar a Jimmy Carter el título de Guía Honorífico", dijo Rael. Quien añadió que los grandes esfuerzos de Carter para erradicar el SIDA y otras enfermedades en África, y sus muchos proyectos humanitarios, así como su profunda comprensión de la ciencia y la tecnología ha sido otros factores que han contribuido a otorgarle tal honor."

"Este es la clase de personas que sería elegible para presentarse como candidato para el tipo de gobierno que los raelianos quieren – una geniocracia, es decir, un gobierno dirigido por un colegio de genios electos", explicó Rael. "La presidencia de Carter se congeló porque no pudo evitar que su política fuera desaprobada por el Congreso, que desafortunadamente esta compuesto por demasiadas mentes mediocres. Un grupo de genios elegidos democráticamente para que gobiernen colectivamente es lo que hace falta. En realidad, es la única forma de gobierno que puede salvar este planeta."

Preparado en Física Nuclear, Carter tiene uno de los coeficientes de inteligencia más altos que cualquier presidente norteamericano, haya tenido a la fecha. Ha escrito muchos libros, en uno de los cuales detalla su opinión acerca de la compatibilidad, entre la ciencia y la espiritualidad, junto con una visión liberal y un gran respeto para le verdad, Carter tiene algo más en común con los raelianos: cree en los ovnis.

En realidad, admite libremente y de forma pública haber visto uno él mismo. Hace varias décadas, antes de que fuera presidente, Carter estaba esperando para dar un discurso en una reunión del Lion's Club, en una pequeña ciudad de Georgia, cuando miró hacia el cielo y vio lo que más tarde describió como "un objeto con luz propia, tan reluciente como la luna". Este dijo que el objeto se trataba de un silencioso disco azul que se acercaba y se alejaba, y que repitiendo el mismo ciclo se alejo.

Es una de las poquísimas figuras políticas americanas que ha admitido tener un avistamiento públicamente. Carter informó del incidente al Buró Internacional de Ovnis en 1973, cuando era gobernador de Georgia.
En su informe escrito a mano, hecho unos años después del avistamiento, este dijo que observó el objeto durante unos 10 o 12 minutos y que su color cambió de azul a rojo. El objeto "se acercó, luego se alejó, de nuevo se acercó, y finalmente se alejó definitivamente," según escribió Carter.