Ex-Oficial Chino del Ministerio de Asuntos Exteriores dice que los Extraterrestres viven entre nosotros


09 Mar, 2007
     

Extractos de un artículo article de Paul Chen publicado en


Extractos de un artículo article de Paul Chen publicado en

(Paul Chen no pertenece al Movimiento Raeliano que sepamos. A continuación reporducimos partes de su artículo ya que consideramos que merecen ser leídas por tantas personas como sea posible)

En el Occidente industrializado, evolucionó un precalente dogma Pseudo-religioso, que dice que los seres humanos son el centro de la "creación de diós en el universo". Este dogma es la motivación ideológica detrás de la continuada deslegitimización de los verificables contactos que las personas han tenido con los extraterrestres. Este dogma aparente se ha convertido en el equivalente moderno del "mundo es plano" que la Iglesia y otras élites de hace siglos solían promocionar.

En contraste, libre de todo dogma pseudo-religioso Occidental, el entorno Budista de China, ha liberado a su comunidad científica, con el apoyo del gobierno, y de la participación de la comunidad que buscan explorar las incidencias de Ovnis y la evidencia de contacto humano con extraterrestres.

¿Qué es un dogma?

Un "dogma" es un sistema de ofuscaciones, propaganda e ideología relacionada, que las élites presentan como "la verdad", con el propósito de mantener un control social, y para extender su dominio sobre el poder. Otros ejemplos del dogma que actualmente esta operando, incluyen estratagemas de socialización que buscan convencer a la gente que "el capitalismo promociona la libertad y la democrácia", que "la privatización es algo bueno", y que "el proteccionismo económico es algo malo".

Un notable ejemplo de un dogma, en el contexto de la llamada "Guerra contra el Terrorismo", es que "los Estados Unidos y su afiliada coalición están haciendo la guerra en Iraq y Afghanistan no por causas del petróleo, sinó para promocionar los derechos humanos", mientras que la bien documentada destrucción en vidas humanas, sufrimiento y opresión van de peor en peor.

La investigación del fenómeno Ovni es una ciencia debidamente reconocida y apreciada en China.


Izvestia informa que China tiene un número record de organizaciones Ufologicas científicas y tambien otras basadas en la comunidad. Hay muchas que incluso intentan establecer algún tipo de contacto con los extraterrestres. Sus acciones están protegidas por la Sociedad Nacional de los Estudios Extraterrestres, la cual fue fundada hace 25 años. Esta Sociedad Nacional está financiada por el gobierno.

Solo a los científicos e ingenieros profesionales se les permite ser miembros de la Sociedad. Tambien hace falta que la persona posea el título de doctorado en ciencias y que haya publicado varios trabajos sobre los Ovnis. Cerca de una tercera parte de todos los socios de la sociedad tambien son miembros del gobierno de China.

El estudio y la apreciación cívica de los extraterrestres NO es sistematicamente marginalizada como ocurre en los países del Oeste industrializado, que intenta utilizar dogmas para ridiculizar a la comunidad y las iniciativas academicas de investigación ufológica, y tambien el trabajo de grupos "exopoliticos".

Cientos de científicos e ingenieros en China llevan a cabo estudios completos sobre el fenómeno extraterrestre aparente.


¿Viven los extraterrestres entre los humanos?

Los científicos chinos tambien dicen que los alienígenas viven entre los humanos. Entre ellos esta Sun Shili, un oficial retirado del ministerio del exterior, que es el presidente actual de la Sociedad de Investigación Ufológica de Beijin, y que concluye que los waixingren (extraterrestres) estan viviendo entre nosotros.

El primer encuentro cercano del Sr. Sun, ocurrió en 1971, cuando fue enviado a una zona remota del interior durante la "revolución cultural" (1966-76) para efectuar la dura tarea de plantar arroz. Un día mientras trabajaba en los arrozales, un resplandeciente objeto en el cielo que subia y bajaba repetidamente, captó su atención.

En un principio, el Sr. Sun se imaginó que el espectáculo era algún tipo de aparato de vigilancia de la inteligencia de la Guerra Fría - una deducción razonable teniendo en cuenta la epoca - sin embargo, años más tarde, después de leer material extranjero sobre avistamientos de ovnis, se dió cuenta de que habia experimentado un encuentro en la primera fase.

Y el Sr. Sun no es el único experto en el país que se toma estos avistamientos en serio. Según el altamente acreditado Sr. Shen Shituan, un científico de naves espaciales, presidente de la Universidad del Espacio Aereo de Beijin y director honorífico de la Asociación de Investigación Ufológica que cuenta con el apoyo del gobierno, todo informe sobre encuentros con alienígenas valen la pena de ser investigados.

"Algunos de estos avistamientos son verdaderos, otros son falsos y con otros la cosa no está clara", dijo el Sr. Shen Shituan, presidente de la Universidad del Espacio Aereo de Beijin. "Todo este tipo de fenómenos merecen ser investigados."

La investigación [basada en la ética] del fenómeno Ovni, podría ayudar a que se descubrieran nuevas forma de viaje de alta-velocidad, así como fuentes ilimitadas de energía basadas en fueles que no polucionen y que no sean basados en fósiles, y cosechas que crezcan más rapidamente, alega Sun Shili, presidente de una asociación de Investigación Ufológica aprobada por el gobierno (que cuenta con 50.000 socios).

Shen Shituan no ignora los informes de avistamientos de Ovnis y de extraterrestres como lo hacen sus homólogos de las comunidades científicas Occidentales, incluyendo las alegaciones de un obrero que dice que unos alienígenas entraron en su casa de Beijin mientras su esposa e hijo estaban presentes, y que le llevaron 265 kilómetros hácia el Este y de vuelta en solo unas pocas horas.

Más de 400 miembros de la Sociedad de Ovnis de Dalian tienen títulos universitarios.

En la Sociedad de Ovnis de Dalian, el 90% de los miembros tienen títulos universitarios. "Para nosotros es apasionante utilizar la ciencia para descifrar los avistamientos de ovnis," dijo Zhou Xiaoqiang, secretario-general de la Sociedad de Ovnis de Beijin.

Mientras que hay pocos chinos que alegan haberselas apañado para tener una relación intíma con un extraterrestre como Meng, un número creciente de personas en China creen en los objetos volantes no identificados, o Ovnis.

En realidad, las asociaciones Ufológicas registradas en China tienen unos 50.000 miembros, sin embargo se estima que el número real de chinos que se interesan en el tema es probablemente de decenas de millones.

En China hay una revista bi-mensual, con una circulación de 400.000 ejemplares - dedicada a la investigación de Ovnis. Los medios de comunicación conservadores que pertenecen al estado, tambien informan de los avistamientos de Ovnis regularmente, lo que contrasta con la organización del gobierno Occidental que como regla, niega cualquier contacto humano verificable con un extraterrestre. Los aficionados de los Ovnis en China alegan tener el apoyo de eminentes científicos y contactos con el hermético ejercito, dándo plena respetabilidad científica a su trabajo.

"Si algo vuela por encima [una nave extraterrestre], hay muy buenas razones para intentar comprender el porqué estan aqui, porqué vienen a nosotros, y cual es la relación que hay entre ellos y nosotros".

El Sr. Wong, es el presidente del próspero club de Ovnis de Hong Kong -- que explora los "objetos voladores no identificados" o "platillos volantes" para los no iniciados.

El club se reune una vez al mes para explorar temas de otro mundo tales como "La Civilización Extraterrestre" y las filosofías alienígenas.

"Para poder comprender el fenómeno Ovni, necesitamos tener una amplia comprensión de distintas disciplinas", dice el Sr. Albert So, profesor de universidad y miembro del Club de Ovnis de Hong Kong, "incluyendo las matemáticas, la física, historia, filosofía, e incluso algún tipo de actividades paranormales y todo esto."

La ciencia Occidental y las pseudo-religiones comparten unos sistemas de dogma que se corresponden y que buscan el negar el contacto humano con los Extraterrestres.

Para poder apreciar la negación sistematizada del contacto humano y extraterrestre y sus influencias en la civilización humana, que es prevalente en Occidente, uno necesita percatarse que la "ciencia oficial" y la "religión institucionalizada" en Occidente son dos "cabezas" distintas de un mismo cuerpo político. Así es, la "ciencia oficial" en el Oeste, habla de la "evolución", y la "religión institucionalizada" del Oeste habla de "creación". Sin embargo, ambos grupos han llegado a un aparente consenso para hacer caso omiso a la clara evidencia que hay de contactos verificables y de las influencias que los extraterrestres han tenido sobre la civilización humana. Esta negación conjunta se basa en una compartida ideología opresiva, que busca reprimir el conocimiento humano crítico de las asociaciones cósmiscas y las interacciones entre humanos de fuera de este mundo y otras civilizaciones extraterrestres.

Este mismo dogma aparente compartido entre el sistema tradicional científico y pseudo-religioso Occidental, converge en su "comunidad de intereses", asociadas a su búsqueda conjunta de la corrupción y la codicia. Ejemplos de la integridad que se vende, y pretender que se cree en una ideología y se compromete en las presiones inducidas por una élite de evaluación por expertos, está bien documentada en la comunidad científica Occidental, que opera en un medio social materialista e insensible, que ignora los principios básicos de los derechos humanos y la democrácia.

Este mismo dogma compartido entre el sistema tradicional científico y pseudo-religioso Occidental, es tambien el responsable de la trayectoria de opresión, genocidios, guerras, racismos, y destrucción del medio ambiente que los "tecnologicratos" y misionarios pseudo-religiosos que profesan ser "cristianos" y otros apologistas han llevado a cabo y apoyado.

Jesús que supuestamente inspiró la religión "cristiana" Occidental, y que se basa en corroboraciones en la Biblia, buscaba apoyar la necesidad de que hubiera sabiduría, acompañada por paz y amabilidad con amor. Sin embargo, la verdadera práctica histórica de la cristianidad institucionalizada, en contraste, ha sido la de manipular a las masas para que acepten puntos de vista intolerantes los cuales estan diseñados a complementar los objetivos centrados en el materialismo de una élite con "poder organizado".

Alegar que "la Tierra es redonda... y gira alrededor del Sol" constituía en el pasado un delito procesable con la posible sentencia de la pena capital, en una sociedad "cristiana" Occidental que consideraba que hablar de este tema eran habladurías de lunáticos chalados. La "ciencia oficial" y la "religión institucionalizada" en Occidente no esta inspirada de forma substantiva por la libre búsqueda de la sabiduría. Sinó que, el entorno de estos sistemas en Occidente están guiádos por una "élite de ideólogas" que a diferencia de China, y debido a su própia agenda dirigida por el dogma, buscan engañar al público en lo que refiere al conocimiento extraterrestre, y otras areas.

"Brasil, India y China, están tomando la delantera en lo que refiere a informar al público sobre el tema extraterrestre", dice Mihir Sen del periódico India Daily. "Estos desean asegurarse de que el nuevo mundo que esta emergiendo, comprende el que tenemos que coexistir con nuestros avanzados vecinos extraterestres." El Indian Daily informa que los extraterrestres se verán obligados a revelarse más de forma pública para intentar evitar un desastre planetario que se proyecta que ocurra en el año 2.012.

Mientras que la civilización humana esta siendo destruída bajo la hipocresía que guía el sistema tradicional científico y pseudo-religioso Occidental, el conocimiento que precisan en estos momentos las poblaciones humanas sobre la presencia extraterrestre que ha sido reportados, podría muy bien estar encabezada por China. El gobierno de China, a pesar de sus casos de abusos de los derechos humanos, parece haber preparado a los miembros de su sociedad de forma constructiva, sobre el tipo de conciencia potencialmente vital, que los gobiernos Occidentales continúan denegando a los miembros de sus própias sociedades.