Los ciéntificos que investigan las células madres son bienvenidos al cielo, dice RAEL


09 Jul, 2006
     Filosofía

A raíz de las declaraciones del cardenal Alfonso López Trujillo, vinculado al Vaticano que dijo en una revista católica que la investigación sobre las células madre era "lo mismo que el aborto", y que la excomunión debería de aplicarse a "todas las mujeres, a todos los médicos y a todos los investigadores que eliminan embriones".


Rlpresscongo A raíz de las declaraciones del cardenal Alfonso López Trujillo, vinculado al Vaticano que dijo en una revista católica que la investigación sobre las células madre era "lo mismo que el aborto", y que la excomunión debería de aplicarse a "todas las mujeres, a todos los médicos y a todos los investigadores que eliminan embriones". RAEL, líder espiritual del Movimiento Raeliano hizo la siguiente declaración:

Todos los científicos implicados en la investigación de las células madre y la fecundación in vitro (FIV) son bienvenidos al Movimiento Raeliano si la iglesia católica les excomulga, no solamente porque sus investigaciones no son ningún pecado a los ojos de nuestros Creadores los Elohim, a quienes los católicos llaman "Dios", sino por que es una labor tan positiva, que ellos serán recompensados por su trabajo y serán aceptados en el "paraíso", el planeta de la vida eterna. Los Elohim (Dios) no solamente apoyan las investigaciones en las células madre (que nos ayudaran a curar todas las enfermedades), y la fecundación in vitro que ayuda a la gente a tener niños, sino que también apoyan a todo lo que ayuda a combatir el mayor enemigo de la humanidad: la sobrepoblación. Esto incluye el aborto y el control de la natalidad."

RAEL añadió tambien: "La religión cristiana tradicional es prisionera de la vieja orden bíblica de "creced y multiplicaos" (Genesis 1:28). Aunque la sobrepoblación se convierta en una catástrofe, ellos no tienen el poder de suprimir esta orden que viene de "dios", de ahí esta vehemencia contra todo control de la natalidad.

Aunque un día la sobrepoblación será tal que no podamos alimentar a todo el mundo (lo cual ya es el caso en muchos países), los cristianos continuaran en contra del control de la natalidad y forzarán a la gente a mantenerlo. Sólo un profeta enviado por "dios" (los Elohim), tiene el poder de actualizar esta orden y de pedir a los humanos que paren de multiplicarse. Y esto es en parte la razón por la cual he sido enviado en ésta época con este nuevo mensaje de "dios" (los Elohim) el cual es: "dejen de multiplicarse excesivamente, y controlen el número de nacimientos para que la población mundial deje de aumentar."